Aikido Journal Home » Interviews » Kisaburo Osawa Aiki News Japan

Kisaburo Osawa

Available Languages:

por Katsuaki Terasawa

Aiki News #14 (November 1975)

Traducido por Luis A. Henríquez

Sensei, nos podría hablar sobre su primera introducción al aikido? Entiendo que Ud. entrenó inicialmente estudió judo.

Cuando era joven deseaba convertirme en una persona con mucha fortaleza física, y, quizás todos los jóvenes desean sentirse de esta manera. Pero cuando quise intentar alcanzar esta fortaleza física que quería, fue cuando comprendí la idea de fortaleza física en forma diferente.

Dónde nació Ud. ?

En Kumagaya en la Prefectura de Saitama. El lugar donde nací era un poblado de aproximadamente 300 a 400 casas. Era un poblado muy pobre y mi casa estaba entre las más pobres Yo era muy conocido porque era uno de los tres jóvenes que les encantaba formar parte de las peleas! Ese fue el entorno en el cual crecí. Cuando cumplí 15 años me fui a Tokio, y debido a que mi familia era muy pobre, no recibí ningún tipo de ayuda económica por parte de ellos, y por esa razón tuve que iniciar a trabajar para poder vivir.

Fue esto durante el Periodo Meiji (1866-1912)?

Esto fue al inicio del periodo Showa, aproximadamente en 1928. Me fui de mi hogar sin nada. Durante ese periodo muchas personas estaban desempleadas y los salarios eran muy bajos. Si Ud. no trabajaba en el mismo lugar por lo menos cinco años, las personas decían que Ud. era un cobarde, y se desconfiaba de ese tipo de carácter. Al final del periodo de los cinco años, aunque Ud. todavía no era independiente, Ud. se encontraba a la mitad del camino para alcanzar eso. Cuando inicié a trabajar, me enfrenté con la decisión de aprender judo o desistir de esa idea. El director de la compañía donde trabajaba me dijo, “escucha, el judo es un arte marcial antiguo, por qué no estudias inglés?”

Pero yo no era bueno para aprender lenguajes, y además, el inglés y el judo eran totalmente diferentes. Fue entonces que, afortunadamente o desafortunadamente, contraje pleuritis. Fui a una clínica en la Universidad de Tokio, y luego fui a un hospital en el centro de Tokio. Todos los doctores a los que fui me recomendaron que tomara las cosas con más tranquilidad, así que tomé la mejor decisión de regresar a casa. Cuando llegué a mi hogar, visité centros médicos en busca de alguna cura, pero finalmente el médico de la villa me dijo simple y llanamente que yo me encontraba con buena salud! Parece gracioso hoy en día, pero trabajé fuerte a pesar de que estuve enfermo.

Le importaría decirnos su edad?

Tengo 67 años. Cuando regresé a mi poblado, fui en busca de un comerciante que había comprado mercancía en Saitama. El me mostró varios libros de socialismo, de filosofía y algunos otros más. No pasaban muchas cosas en mi poblado, y ya llevaba casi 1 año en que había regresado de Tokio, y ese fue el momento en que decidí en ayudar a este hombre, a pesar de que mis padres lo objetaron. Trabajando con este comerciante, no tenía tiempo ni para mí mismo, debido a que tenía que trabajar desde las 8 de la mañana hasta las 10:00 de la noche.

Todavía para ese tiempo, sentía un gran deseo de aprender judo. El maestro me recomendó que todavía no era el momento, porque mi cuerpo todavía estaba débil, pero yo sabía que si continuaba pensando de esa manera nunca sería capaz de entrenar; así que, empecé a despertarme temprano en las mañanas, de esa manera podría entrenar judo antes de mis tareas diarias.

Qué edad tenía Ud. en ese momento.

Estaba en los 17 o 18 años de edad. Pude entrenar todas las mañanas, debido a que no vivía lejos del dojo, continúe con esta rutina hasta los 25 años de edad, que fue cuando obtuve el rango de shodan. En esos días, era mucho más difícil obtener el rango de shodan de lo que es ahora. Yo era muy impaciente y lo que más quería era, el convertirme en una persona con fortaleza física en corto tiempo, pero aún, el obtener el grado de shodan no me dejó conforme. Era el judo lo mejor para mí? Decidí entonces intentar algo más, y empecé a entrenar en algo de boxeo, pero terminé por dejar esto por no sentirme satisfecho. Esto fue alrededor de 1939.

Luego, por medio de un amigo que pertenecía a la Escuela del Ejército de Reservistas en Ichigaya (actual sede de la Fuerza de Auto-Defensa), ingresé al club de equitación, y sucedió que terminé contrayendo hemorroides! Afortunadamente, el doctor que me atendió era un amigo de O-Sensei y recibí una introducción a O-Sensei por parte de mi doctor; y esto a pesar de que O-Sensei estaba enseñando artes marciales, en su mayoría, a gente famosa.

A qué tipo de gente se refiere Ud.?

O-Sensei enseñaba en su mayoría a gente de la nobleza y a personas conectadas al ejército. Por supuesto que alguien como yo no estaba calificado a participar de sus enseñanzas, pero de alguna manera fui capaz de ingresar bajo falsas pretensiones! Hasta ese momento, cuando solía ver viejas películas de acción en las cuales las personas eran proyectas por los aires pensaba que esas cosas eran imposibles de hacer. En el judo, era para mí bastante difícil lidiar con una sola persona. De esa manera fue que me inicié en el aikido. Pero aún todavía quería convertirme en una persona con mucha fortaleza física. Sin embargo, a medida que fui desarrollándome en el aikido y con más madurez de edad el significado de “fortaleza física” cambió totalmente para mí.

(The full article is available for subscribers.)

Subscription Required

To read this article in its entirety please login below or if you are not a subscriber click here to subscribe.

Username:
Password:
Remember my login information.