Aikido Journal Home » Articles » Una vida en el Aikido (03) Aiki News Japan

Una vida en el Aikido (03)

por Gozo Shioda

Aiki News #74 (April 1987)

Traducido por Fernando Villanueva Soto

Capítulo cinco: Básicos de Aikido

Los básicos son importantes para todo. Los básicos son importantes en especial en Aikido. Yo he repetido muchas veces que no es una exageración decir que los básicos es de lo que se trata el aikido. Permítanme hablar acerca de estos básicos.

(1) Un Corazón Puro

Cuándo practicamos tienes que poner todos tus pensamientos fuera de tu mente y lograr un corazón puro. Repites cada técnica con un estado metal de vacío. Alcanzar este estado mental de vacío es más difícil de lo que pudieras esperar. Por tanto, al principio, debes hacer un esfuerzo conciente de remover todos los otros pensamientos de tu mente. El proceso es el mismo al alcanzar un estado espiritual de perfecto desinterés cuando estas sentado en meditación. A través del repetido esfuerzo para alcanzar este estado mental de vacío, algún día alcanzarás inconscientemente esta meta. Entonces habrás alcanzado un corazón puro. Mientras no estés conciente de tu meta no alcanzarás este estado. Puede tomar un algo de tiempo lograr esta meta. Este es un importante primer paso en tu entrenamiento. Si los básicos son la esencia del aikido, esto puede ser tomado con la primera etapa de los básicos.

(02) Calma en Movimiento

En Zen uno persigue un estado de calma cuando estas inactivo, pero en aikido intentamos este estado en acción. Aun cuando estés moviéndote, no deberás perder nunca un corazón puro, pero siempre manteniendo un estado mental normal.

En aikido te mueves de acuerdo con el movimiento de tu oponente. No vas en contra de su poder pero en cambio empatas su poder en ti. Algunas veces controlas a tu oponente solo guiando su poder o sumándolo al tuyo el cual ya habías absorbido.

Si durante tu movimiento, pierdes tu corazón puro, perderás de vista el movimiento del oponente y el fluido de su poder. Esto resultará en un enfrentamiento con él o en la desincronización de tu movimiento lo que terminará en la destrucción de la efectividad de la técnica. Si eres más poderoso que tu oponente puedes controlarlo para inmovilizarlo. Sin embargo, lo habrás derrotado con fuerza no con aikido. Solo cuando hay paz en tus acciones serás capaz de ver bien los movimientos de tu oponente y fluirás con su poder.

A menudo veo situaciones en dónde una persona aplicando una técnica a su compañero, piensa que su técnica es correcta pero falla en ejecutarla exitosamente. Esto es por que él esta enfrentándose con el movimiento o el flujo del poder de su compañero en cierto momento. El deseo creciente de derrotar al oponente resulta en una pérdida de compostura y en la inhabilidad de verlo con un estado mental puro.

Cuándo era un principiante, una vez un avanzado agarró mi mano fuertemente y tuve problemas al tratar de moverme para aplicar una técnica. Lo que ocurrió cuando Ueshiba Sensei me vio forcejeando fue decirme: “Shioda, debes saber que puedes ser mejor que eso. La razón de que no puedes moverte es por que tu solo estas poniendo atención en tu mano y poniendo demasiado poder en ella. Si ves sus ojos, serás capaz de ver el todo y eso hará más fácil para ti aplicar la técnica.” De hecho, solo estaba poniendo atención en mi brazo tratando de tirarlo. En otras palabras, no solo fallé en ver el flujo del poder de mi oponente sino también había elevado mi centro de gravedad. No me di cuenta de que mi habilidad para concentrarme, que solo puede darse cuando todo el cuerpo esta unificado, estaba perturbada.

Entonces me di cuenta del significado de las palabras de Ueshiba Sensei, esto es, si tú ves a los ojos de tu oponente con un corazón puro, te ayudará a verlo como un todo y saber la dirección del flujo de su poder. Al mismo tiempo, verás la reflexión de ti mismo como un todo en él. Desde entonces, hice la regla de recordar sus palabras y la meta del entrenamiento que ellas representan, siempre que practico.

Sensei nunca pensó técnicas en forma de paso por paso. El solo nos dijo que practicáramos fuerte y también decía a menudo “aprender técnicas y luego olvidarlas”. Esto significa que aprendas artes marciales no con el cerebro sino con el cuerpo. Sin embargo, pienso que hay algo más importante en sus palabras, Si encaras a tu oponente con un corazón puro, empezarás a verlo a el y a ti mismo muy claramente. Este corazón puro se refiere a la apropiada actitud mental o estado psicológico antes de practicar técnicas. También debemos aprender este importante básico instintivamente. Así, aunque tu oponente este sosteniendo un arma tal como un cuchillo, una espada o un palo o si fueran muchos oponentes, no hay necesidad de no ser decisivo. He aquí un pertinente poema de Ueshiba Sensei:

Cuándo estés rodeado por un bosque de lanzas
Debes saber que tu espíritu es tu escudo.

(3) Cuando Encares a un Enemigo, Unifícate con Él

Kiichihogen, un legendario carácter que significa el haber dicho lo que esta entre líneas. Aikido es un arte marcial en donde uno unifica su ki con el del oponente. En otras palabras, no forcejeas con tu oponente. Si el te empuja, tu no lo empujas. Si el te jala, tu no lo jalas sino que mejor te armonizas con él. Esto también es uno de los importantes básicos de Aikido. Esto no va sin decir que, no puedes armonizarte con tu oponente sin un corazón puro como lo mencioné anteriormente. Armonizarse es ajustarse, no ceder. Unificarse con tu oponente crea un solo flujo de movimiento en donde no hay enfrentamiento. Por lo tanto, puedes aplicar una técnica sin usar fuerza innecesaria. Este es el por que las mujeres, niños y ancianos sin fuerza física pueden continuar practicando aikido.

Ya que el aikido no es un arte marcial en dónde tu inicies un ataque sino que es un arte de defensa personal, puedes armonizarte con tu oponente de acuerdo a como se vaya aproximando a ti. Ya que tu oponente es precedido por su flujo de poder puedes dirigir su movimiento al tuyo para aplicar una técnica.

De esta manera tú y tu oponente se unifican para crear un solo flujo. Así, cuándo la gente que no sabe aikido ve una demostración dada por practicantes experimentados tienen sospecha del arte y creen que esta arreglado. Sin embargo, si empiezan a entrenar aikido se darán cuenta que su impresión del arte era incorrecta.

En las demostraciones de aikido, las personas mas avanzadas ejecutando las técnicas y tomando las caídas son, los que han vuelto sus mentes, técnicas y cuerpos mas equilibrados. Como se vaya unificando su “kokyu” o respiración, la belleza artística de la armónica emergerá. Esta belleza es diferente de la elegante belleza de la danza o la gimnasia. Yo la describiría como belleza “severa”, que es, como una escarcha otoñal.

(The full article is available for subscribers.)

Subscription Required

To read this article in its entirety please login below or if you are not a subscriber click here to subscribe.

Username:
Password:
Remember my login information.