Aikido Journal Home » Articles » Una vida en el Aikido (04) Aiki News Japan

Una vida en el Aikido (04)

Available Languages:

por Gozo Shioda

Aiki News #75 (August 1987)

Traducido por Fernando Villanueva Soto

La siguiente traducción de la biografía en idioma japonés titulada “Aikido Jinsei” (una vida en el Aikido) por Gozo Shioda Sensei del Yoshinkan Aikido es publicada con el amable permiso del autor y publicador, Takeuchi Shoten Shinsha. Estas series empezaron en el AIKI NEWS No. 72

Capítulo 5 (Continuación)

(6) El poder del Kokyu y el poder de concentración

Aunque no sea necesario decirlo, los seres humanos así como los animales se mantienen vivos por la respiración, esto es, de tomar oxígeno de la atmósfera y eliminando dióxido de carbono de sus sistemas. En aikido, este ciclo de tres pasos, que incluye la inhalación, exhalación y retención de la respiración, tiene una fuerte influencia en la habilidad de poder de concentración. Al mismo tiempo, respirar es un punto importante que afecta el grado de fatiga causado por los movimientos.

Si respiras poco o muy profundamente o si retienes tu respiración brevemente o por un largo periodo, todo dependerá del movimiento que sea ejecutado. En la ejecución de una técnica dada, el patrón típico es inhalar antes de ejecutar la técnica, detener la respiración durante la ejecución y exhalar después de completarla. Si tratas de concentrar tu poder en un punto mientras ejecutas una técnica o inhalas y exhalas al mismo tiempo, esto resultará en la ejecución paralela de dos acciones causando debilitamiento en tu poder de concentración. Por lo tanto, para concentrar tu poder en un punto, detén tu respiración para enfocar esa acción. Sin embargo, si dejas de respirar por mucho tiempo, el grado de deficiencia de oxigenación en tu cuerpo aumentará y empezarás a tener una necesidad mayor de oxígeno, lo cuál te forzará a respirar más fuerte. Esto es lo que hace que te canses. Entre menos tiempo detengas tu respiración, mejor. Esta es la razón por la que en Aikido debes ejecutar las técnicas rápidamente. Ya que tu poder de concentración alcanza el máximo solo por un instante, es imposible continuar concentrándose por mucho tiempo.

En la música, un sonido acentuado se repite periódicamente y esta frecuencia es uno de los elementos que le da sentimiento de placer tanto al escuchante como al intérprete. Esta teoría es la misma en Aikido. Como un patrón cíclico, estos tres elementos rítmicos, que son, inhalación, retención de la respiración y exhalación, forman ritmos complejos a través de la combinación de diferentes acentos y duraciones dependiendo de la técnica, el movimiento y la velocidad. Cuándo el ritmo de la respiración en una técnica o técnicas consecutivas es bien ejecutado, en otras palabras, cuándo tu cuerpo logre un ritmo, puedes moverte muy fácilmente y desplegar un poder muy fuerte de concentración para incrementar la efectividad de una técnica. Naturalmente, la estabilidad del cuerpo que describí anteriormente está estrechamente relacionada con la habilidad de maximizar la efectividad de poder de concentración.

El dominar este “kokyu” o poder de respiración y poder de concentración es más difícil de lo que pudieras pensar. Debes aprender con tu cuerpo a través de la constante práctica y estudiar como equilibrar la acentuación y duración de las fases de inhalación, exhalación y retención de respiración con cambios suaves de tu centro y la forma en la que mueves tu cuerpo con ritmo. Finalmente serás capaz de mover tu cuerpo ligera y fácilmente y, lo que es más, te darás cuenta del mejoramiento en la efectividad de la técnica y un decremento en el grado de fatiga. Entenderás lo maravilloso que el Aikido es y esto te hará capaz de disfrutar mejor tu práctica.

(7) Movimientos circulares

Casi no hay movimientos rectos en Aikido. Los movimientos son circulares.

Como lo mencioné anteriormente, nosotros no chocamos ni luchamos con el poder de nuestro oponente. El principio básico de Aikido es que guíes y fluyas con el poder del oponente y ejecutas técnicas instantáneas cuándo sobre-extiendes al oponente haciendo que pierda su balance. Aprenderás que mover tu cuerpo circularmente es lo mas efectivo, racional y la forma mas óptima de desviar el poder del oponente y al mismo tiempo ser capaz de posicionarte cerca de él para ejecutar una técnica inmediatamente.

Muévete dibujando la circunferencia de un círculo. Cuándo el tope gira, ambos, el centro y la circunferencia giran. De la misma manera, en Aikido cuando describes un círculo con tu movimiento, guías a tu oponente dentro del mismo movimiento. A veces, te mueves poniendo a tu oponente en el centro mientras que tú estas en la circunferencia y otras veces tú eres el centro y él se mueve a lo largo de la circunferencia. Estos movimientos circulares son ejecutados no solo horizontal sino también en el plano vertical y a veces el oponente se guía como si se deslizara por una superficie esférica.

En cualquier caso, los movimientos circulares son la forma más efectiva de desviar el poder del oponente. Con movimientos circulares, a diferencia de los rectos, puedes cambiar libremente la dirección de tu movimiento sin detenerte y también puedes crear movimientos espirales.

Puedes romper el balance de tu oponente utilizando habilidosamente las fuerzas centrífugas y centrípetas de movimientos circulares para ejecutar técnicas. También puedes ejecutar técnicas fácilmente usando la durabilidad y variabilidad de movimientos circulares. Estas son las mayores ventajas en Aikido.

Los siete básicos que he presentado, en términos simples son, hasta cierto punto la esencia del arte, lo que nosotros llamamos los “secretos” de Aikido. Si tú dominas todos estos básicos perfectamente y eres capaz de desplegarlos en tus técnicas rápidamente y sin esfuerzo, podrás decir que eres todo un experto.

Sin embargo, dominar el Camino del Aikido requiere una firme determinación de estudiar y practicar toda tu vida y una real práctica física. Al momento que te vuelves un engreído tu técnica se deteriora. Este escritor es solo un novato. Ya que el número de verdaderos maestros de Aikido es aún muy pequeño, sinceramente espero que mas y mas jóvenes fijen su vista en este misterioso y racional arte marcial, el cuál es profundo e inagotable, y transmitan el verdadero Aikido al mundo.

Capítulo 6: Las técnicas de Aikido

Las técnicas de Aikido se pueden describir brevemente como movimientos a manos vacías aplicadas de acuerdo a los principios de la espada. Sin embargo, la postura en Aikido es diferente de la del Kendo de los días modernos y no hay reglas de combate como en ese deporte. De hecho, en Aikido no hay formas competitivas. Por eso es diferente del Kendo actual.

Ya que en Aikido asumimos situaciones reales de pelea, puedo exagerar diciendo que “la técnica es de poca importancia”. Sin embargo, si aceptamos esta creencia, no podremos practicar. Así varias técnicas han sido formuladas postulando cada posible situación de pelea. Me gustaría referirte a “Las técnicas de Aikido” en la Parte III para mas detalles. Aquí no explicaré cada técnica pero me gustaría discutir el concepto de técnicas de Aikido.

El Concepto de las Técnicas

(1) Uno contra muchos

El Aikido empieza asumiendo que una sola persona maneje a muchos oponentes. Por lo tanto, cuando grandes cantidades de oponentes te atacan, existe el peligro por su parte que se estrellen el uno con el otro o, cuándo sostengan espadas, ellos pudieran cortar a sus propios compañeros. Ellos deben tomar en consideración no solo al enemigo pero también a sus camaradas. Esto causa una distracción de atención. Así puedes encontrar entradas entre ellos y cuando te ataquen en grupo hay un retraso de una fracción de segundo en sus acciones. Si hay ese pequeño retraso en sus acciones, puedes pensar cómo manejarlos individualmente con ese retraso de tiempo.

(The full article is available for subscribers.)

Subscription Required

To read this article in its entirety please login below or if you are not a subscriber click here to subscribe.

Username:
Password:
Remember my login information.