Aikido Journal Home » Editorials » Shomenuchi Ikkyo: Contrario a los Principios del Aikido? Aiki News Japan

Shomenuchi Ikkyo: Contrario a los Principios del Aikido?

por Stanley Pranin

Aiki News #91 (Spring 1992)

Traducido por Aikido Journal

Shomenuchi Ikkyo es probablemente la mas practicada de todas las técnicas de Aikido. Muchos instructores consideran esta técnica como el pilar de los principios del aikido y a menudo comienza sus sesiones de práctica con Shomenuchi Ikkyo Omote.

Además, es sabido que el fundador lo enseñó extensamente antes y después de la guerra. ¿Cómo se practica hoy en día esta técnica, típicamente en los dojos de aikido? Uke inicia el ataque con un golpe de shomenuchi a tori. Tori recibe el golpe, empuja hacia atrás o al costado el brazo del atacante, mientras da un paso adelante con el pie trasero, para desequilibrar al atacante, y finalmente aplica ikkyo. Esta es, por supuesto, una descripción muy simplificada de lo que es verdaderamente un proceso físico complejo, pero cualquier aikidoka reconocerá la pauta de movimientos a la que me refiero. Durante los años, he practicado esta técnica de la manera que he descrito arriba, en clases dictadas por numerosos maestros. Yo siempre he encontrado shomenuchi ikkyo omote, difícil de ejecutar suavemete, desde que la sincronización para encontrar el ataque de shomenuchi es crítica. Si uno se demora una fracción de segundo en responder al golpe atacante, la técnica puede llegar a ser un choque de fuerzas opuestas, que acaba en una batalla por determinar quién tiene las caderas más fijas o la mayor fuerza de brazo y hombro. Al contrario de otras técnicas básicas de aikido, tal como el yokomenuchi shihonage, o con el munetsuki kotegaeshi, y con numerosas otras tecnicas, donde el idea es quitarse a sí mismo de la línea de ataque, uniéndose con el poder entrante, para poder entonces aplicar una técnica apropiada, seguida de una torción. Aquí la fuerza no es la mayor consideración desde que la técnica no implica confrontación directa. Tales técnicas son claramente “apreciadas como aiki” en su manifestación física. Por largo tiempo yo atribuí mi dificultad a ejecutar shomenuchi ikkyo a mi incapacidad para captar el concepto fundamental o a una técnica generalmente pobre. Entonces en 1973, 11 años después de comenzar el aikido, fui expuesto a un método diferente de práctica. Estuve entrenando un mes en Shingu, en la Prefectura de Wakayama, con Michio Hikitsuchi Sensei. El enfoque de Sensei Hikitsuchi implicó que tori verdaderamente iniciara la técnica, un atemi a la cabeza del uke. Uke, era forzado a proteger su cabeza bloqueando el atemi, y entonces, desde que era desequilibrado, era tirado fácilmente. Practicar de esta manera fue nuevo a mí y, no lo disfruté. El ritmo de entrenamiento era muy rápido y, en el papel de uke, tan pronto como me levantaba, después de ser tirado, la mano del compañero estaba otra vez en mi cara. ¿Pensé a mi mismo, “Cómo puede ser esto aikido, si yo, el atacante, soy atacado?” Unos pocos años despues, en 1977, me mude permanentemente a Japón y entrené en el Dojo deIwama bajo Morihiro Saito Sensei. Allí shomenuchi ikkyo se practicaba de manera semejante. Tori iniciaba la técnica con un atemi, uke bloqueaba y era tirado luego para ser inmovilizado. Saito Sensei declaró que esta era la técnica tal y cómo fue enseñada por el fundador Morihei Ueshiba en los años siguientes a la segunda Guerra mundial. Yo me acostumbré finalmente al shomenuchi ikkyo practicado de esta manera y no experimenté mayor dificultad para ejecutar la técnica. Posteriormente en 1981 al entrevistar a uno de los uchideshi de la preguerra de Morihei Ueshiba Sensei, yo vi por la primera vez el manual técnico Budo al que nosotros hemos aludido a menudo en las páginas del Aiki News.

El fundador describe la ejecución correcta del shomenuchi ikkyo en las siguientes palabras: “1) Avanzar la pierna derecha y el golpear a la cara del compañero con la mano derecha. El compañero bloquea con su mano derecha. 2) Agarrar la muñeca derecha del compañero con su mano derecha y su codo firmemente tambien, con la mano izquierda. 3) Torcer las caderas, llevar abajo el brazo del compañero, espiralmente y enfrente de usted, entonces dar un paso profundo con su pierna izquierda. 4) Llevar la pierna derecha hacia adelante. 5) Apretar la rodilla izquierda en la axila derecha del compañero y, con su mano derecha que esta agarra la muñeca, extender el brazo e inmobilizar” (AN#48, las págs. 8-9).

Es bastante claro cómo el fundador realizó esta importante técnica básica en 1938 cuándo el libro Budo fue publicado. Algunos quizás digan que las técnicas publicadas en este manual representan aiki budo de preguerra y que las técnicas del fundador cambiaron después de la guerra. Eso sería correcto, pero sólo hasta cierto punto. Hay evidencia clara que O´Sensei enseñó muchas técnicas básicas de aikido de una manera muy semejante a su estilo de la preguerra aún después de la guerra y durante el período de Iwama y por lo menos hasta mediados de los 50s. En las películas del fundador durante sus años finales, él ejecuta shomenuchi ikkyo omote sin mover mucho los pies, pero él nunca esperaba al atacante para lanzar un poderoso golpe arriba. El siempre estaba adelante en el ataque y nunca chocaba con uke. Atribuyo su falta de juego de piernas y taisabaki poco claro, vistos durante esta etapa tardía de su vida, a su edad avanzada y la c consecuente incapacidad de moverse tan libremente como lo hizo una vez.

Personalmente considero las explicaciones del fundador de las técnicas básicas contenidas en las páginas de Budo, y tal como fueron enseñadas durante los años de Iwama, la “gramática” del aikido.

Raramente el Aikido es enseñado de esta manera hoy en día, pero nuestra comprensión histórica del arte ha avanzado al grado en que la metodología técnica y pedagógica de Morihei Ueshiba ha sido bien documentada. Que estos métodos se consideren todavía importantes para el Aikido, es evidenciado por la autorización por parte del Doshu Kisshomaru Ueshiba para la publicación de una traducción inglesa del libro Budo por la prestigiosa casa Kodansha que lo publica. Además, se espera pronto una inminente reedition del libro en idioma japonés. El Aikido, a causa de su extraordinaria característica como un arte marcial ético, parece destinado a atraer un numero cada vez más mayor de seguidores a través del mundo.

Por lo tanto, su contenido técnico estará bajo cercano escrutinio, y el arte, para bien o para mal, será comparado con otras artes marciales. Si la base para efectuar tales comparaciones con otras artes, son las técnicas practicadas de una manera informal, como técnicas de baile, que ignoran los principios marciales fundamentales del aikido de Morihei Ueshiba, me temo que el aikido se encuentra gravemente falto de sentido técnico. Los practicantes avanzados de aikido, y especialmente los dojos operativos, se deben a sí mismos y al arte una reevaluación progresiva del contenido de su instrucción basica. ¿Los ataques durante la práctica son sinceros y energéticos? ¿Se rompe el equilibrio del atacante antes de aplicar la presión o ejecutar un lanzamiento? ¿Se ejecuta el lanzamiento limpiamente y es seguido con un movimiento efectivo de inmovilización que impide algún escape? Estas son las cosas que siempre deben ser tenidas en cuenta. Y finalmente, aunque nosotros no podamos aprender más directamente del fundador, su legado permanece para todo que el que desee tomar el problema para explorar el genio de sus teorías y técnicas.