Aikido Journal Home » Articles » Una vida en el Aikido (16) Aiki News Japan

Una vida en el Aikido (16)

Available Languages:

por Gozo Shioda

Aiki News #87 (Winter/Spring 1991)

Traducido por Fernando Villanueva Soto

El fundador del Yoshinkan Aikido continúa la historia de sus experiencias durante los años de guerra en el Sur del Pacífico. El es transferido desde Pontianak a Makassar en donde salva el día de la Compañía de Colonización de Taiwán reuniendo 150 llantas de bicicleta a pesar de la escasez causada por la guerra.

Mi transferencia a Makassar

Gozo Shioda Sensei en acción

Cuando veo atrás en esos tiempos me doy cuenta de que fui muy autocomplaciente, debido a mi inmadurez y falta de experiencia. Además, pienso que el tiempo y el lugar en el que estaba viviendo, el hecho de la guerra y su proximidad, hicieron mi comportamiento fuera de carácter. A nivel personal, tales actos tan tontos emergieron del hecho de que en la oficina estaba a cargo de la contabilidad, en la cual yo no estaba para nada interesado. En cualquier categoría estaba estancado por mi inmadurez.

Nuestro día de paga era el 20° de cada mes, y yo estaba a cargo de hacer los pagos. Solía calcular el total de la cantidad de salarios para ocho personas, y después de sacar el dinero del Banco de Taiwán, lo ponía encima de mi escritorio y llamaba a mi equipo, uno por uno, y le preguntaba, “¿Cuánto es tu salario?” El respondería, y yo le diría que tomara la cantidad del montón de billetes. Yo solía poner solo el dinero del presidente en un sobre de pago. Creo que esta es una de las razones por la que el Presidente era estricto con migo. Así que tal vez era natural que pasara tal disturbio como lo describí anteriormente (AN86). Viví de esa manera día a día.

En Noviembre de 1943, un telegrama de la oficina central se le entregó al Presidente. Ordenaba que se transfiriera al Director Shioda a la sucursal de Makassar. Fue de repente e inesperado, y estaba atónito porque no podía pensar en ninguna razón para tal transferencia.

En ese tiempo el director de la sucursal de Makassar era el Sr. Kazuo Iwata. Lo había conocido en mi fiesta de despedida en Taiwán justo antes de dejar el sur de Asia, y estaba favorablemente impresionado. Así que le escribí preguntándole la razón. Poco tiempo después el respondió, “Sr.S. quién había sido Director de la sección de Asuntos Generales, hizo mal uso del dinero de la compañía y fue despedido. Yo recomendé a la oficina central diciendo que usted encaja en este puesto” Entendí la situación y empecé a prepararme para mi partida.

Estaba complacido con esta transferencia por que el Sr. Shigeeda estaba viviendo en Makassar, y esa ciudad era más grande que Pontianak, así que pude anticipar una vida movida y divertida.

Era problemático el trabajo de prepararme para irme. Tenia que dejar a muchos de los animales que tenia en el Zoológico de Shioda. Masacre algo cada día e invitaba a muchos huéspedes a cenar. Cada noche mucha gente venia a mi casa por las felices fiestas de bebidas. Tenia que dejar mi viejo puesto el 1° de Diciembre, así que estaría bien para mí mudarme en cualquier día de Diciembre. Ya que tenía plenitud de tiempo, me dio flojera hacer los preparativos para mudarme, y cada día hacía grandes fiestas. Pienso que Omori debió estar aliviado con mi partida, pero Kagawa aun estaba ahí. Se le ordenó suplantarme, para lidiar con el negocio de la curtición. El parecía deprimido y se sentía muy solitario, lo cual no era para nada como el era generalmente. Fui proveído con tanto dinero como necesitara para prepararme para mudarme. Tenía una especie de caja rectangular hecha de hierro y puse varias cosas en ella. Tenía también muchas bolsas también, así que tenía 21 piezas de equipaje. También, tenía una jaula para monos hecha de una red de hierro al frente, así como dos cajas para los orangutanes. Regalé el ciervo y los perros a algunos indoneses. Yokichi, quien había sido mi sirviente, no quería dejarme, así que decidí llevarlo conmigo a Makassar.

(The full article is available for subscribers.)

Subscription Required

To read this article in its entirety please login below or if you are not a subscriber click here to subscribe.

Username:
Password:
Remember my login information.