Aikido Journal Home » Articles » El Este encuentra al Oeste: “En Armonía” Aiki News Japan

El Este encuentra al Oeste: “En Armonía”

Available Languages:

por Midori Yamamoto

Aiki News #33 (March 1979)

Traducido por Angye Alejandra Bahena García

Recientemente recibí una carta de un amigo mío Japonés quien da clases en una Universidad Americana. Él me escribe: “Estoy atrapado en una “carrera de ratas” en donde “publicas o mueres”. Él es un joven economista prometedor que fue seleccionado para dar clases en una de las universidades privadas más prestigiosas inmediatamente después de haber obtenido su diploma en América. Según él, ni siquiera su puesto actual, obtenido a través de un proceso de selección severo, es completamente estable. Él no podrá recibir su plaza fija a menos que presente un trabajo particularmente sobresaliente dentro de los cinco años que dura su contrato. Esta “carrera interna de ratas” para obtener una plaza, es extremamente intensa. Por ejemplo, en Harvard el porcentaje es sólo del uno por ciento, reporta él. Esto es, sólo un maestro de cien calificará para permanecer en la Universidad hasta su jubilación. Los perdedores de esta carrera de supervivencia académica serán obligados a buscar empleo en un instituto menos reconocido. La situación parece ser la misma en otras universidades. Este es sólo un ejemplo, sin embargo, fue suficiente para convencerme de la naturaleza altamente competitiva de la sociedad Americana.

Por comparación, en Japón, donde el sistema tradicional de “vida laboral” prevalece, una vez que uno es contratado ya sea en una institución académica o en una empresa comercial, la “plaza” es automática hasta la jubilación. Si la producción individual está dentro del rango normal, entonces se promoverá al empleado casi automáticamente de acuerdo a un “sistema de antigüedad”. Por consecuencia, los empleados no necesitan engancharse frenéticamente en una competencia acalorada por la supervivencia. La atmósfera que prevalece en el ambiente laboral es similar a la armonía familiar. Por esta razón, si una persona joven intenta acelerar su avance, provocará críticas tales como: “estás traspasando tu posición” o “estás rompiendo la armonía”.El escritor de la carta inicialmente estaba empleado en una gran compañía en donde el consejo amable de uno de los empleados más antiguos hacia los nuevos reclutas entusiastas era: “Un clavo que se desclava, sin duda será clavado nuevamente en su lugar (proverbio japonés), así que si tu quieres avanzar, asegúrate de progresar sólo medio paso a la vez”. Si la sociedad Americana requiere individuos que se esfuercen al máximo compitiendo con los otros, una sociedad Japonesa, por el contrario, valora el concepto de armonía (“wa”) por encima de la competencia. Me pregunto si social dar una atención especial a las relaciones humanas no es una necesidad debido al largo periodo de interacción en el camino hacia la jubilación. Recuerdo que en la escuela primaria un profesor firmó el álbum de nuestro grupo en la gradación escribiendo simplemente “armonía”.

(The full article is available for subscribers.)

Subscription Required

To read this article in its entirety please login below or if you are not a subscriber click here to subscribe.

Username:
Password:
Remember my login information.