Aikido Journal Home » Articles » Aikido Aiki News Japan

Aikido

Available Languages:

por Fumiaki Shishida

Published Online

Traducido por Rafael Libarra Lorence

El siguiente artículo se ha usado con el amable permiso de Seiji Tanaka Sensei de la Asociación de Aikido del Japón (JAA, Japan Aikido Association).

Aikido

El Aikido es un arte marcial japonés que incluye técnicas para el combate con manos libres, usando armas, y enfrentando a un contrincante armado. Fue promovido por todo Japón por Morihei Ueshiba (1883-1969).

El Aikido es conocido por sus técnicas de torcedura de articulaciones e inmovilización (kansetsu-waza) y un golpeo que desequilibra y aturde (atemi-waza). El estudiante avanzado es un maestro en técnicas para romper el equilibrio del antagonista o esquivar empujones o agarres. Las técnicas de Aikido tienen el poder de matar o dañar, pero fundamentalmente su propósito es sujetar y controlar al contrincante. Todos los principios del uso de la espada (contacto visual, distancia apropiada, sincronía, y métodos de corte) está incorporado en los movimientos del aikido. Los métodos de entrenamiento y las enseñanzas espirituales varían de una escuela a otra.

Ueshiba aprendió varios tipos diferentes de artes marciales durante su vida, pero la mayoría de las técnicas de aikido se derivaron del Daito-ryu Jujutsu que él aprendió de Sokaku Takeda (1860-1943) en Shirataki, Hokkaido entre 1915 y 1919. Takeda sólo medía aproximadamente cuatro pies con nueve pulgadas (1.45 metros), sin embargo tenía una personalidad sumamente fuerte y era un practicante dotado y sobresalientemente de jujutsu. Ueshiba desarrolló sus propias técnicas y nombró al estilo resultante “aikido”, debido a que creyó que sus métodos eran diferentes tanto filosóficamente como técnicamente de los de su maestro. También necesitaba una denominación diferente para establecer a su arte marcial económicamente independiente del de Takeda.

En 1919, Ueshiba se mudó a Ayabe, Kyoto y empezó a entrenar como un discípulo residente de Onisaburo Deguchi (1871-1948), maestro de una nueva escuela de Sintoísmo llamado Omoto-kyo. Allí, Ueshiba enseñó Daito-ryu Jujutsu y sirvió en los servicios religiosos. De ese tiempo, las doctrinas de Omoto-kyo de Deguchi se volvieron la base espiritual personal de Ueshiba.

En 1922, Takeda visitó a Ueshiba en Ayabe y profundizó su adiestramiento en las artes marciales durante su visita de seis meses. Al dejar Ayabe, le otorgó a Ueshiba su reconocimiento como instructor en activo de Daito-ryu Aiki Jujutsu. Takeda cambió el nombre oficial de su escuela de Daito-ryu Jujutsu a Daito-ryu Aiki Jujutsu, y Ueshiba siguió enseñando sus artes marciales bajo este nuevo nombre hasta aproximadamente 1935.

En ese momento, la popularidad de Omoto-kyo se estaba extendiendo por el país, y algunos oficiales de alto grado en la armada Japonesa que también fueron a la escuela en Ayabe desarrollaron interés en las artes marciales de Ueshiba, las que todavía se enseñaban en las sagradas tierras de Omoto-kyo en Ayabe. Algunos de los funcionarios informaron sobre la escuela de Ueshiba a Isamu Takeshita (1869-1949), un almirante jubilado en Tokio. En 1925, Takeshita vio una demostración del Daito-ryu Aiki Jujutsu de Ueshiba por primera vez y fue tal su impresión que se incorporó a la práctica y la continuó por el resto de su vida. Con el tremendo apoyo de Takeshita y la aprobación de Deguchi, Ueshiba dejó Ayabe y se mudó a Tokio.

En la capital, Takeshita presentó a Ueshiba con personas influyentes en el ejército, los círculos financieros, y políticos, así como con personas conectadas a la casa imperial, incluso organizó una sociedad para apoyar a su maestro de artes marcial. Esto le permitió a Ueshiba ser completamente independiente de Takeda y del Daito-ryu Aiki Jujutsu. Durante estos sucesos, en 1928, Ueshiba cambió el nombre de su escuela de artes marcial a Aioi-ryu Aiki Bujutsu. Renombró su escuela como Aiki-Budo y Ko-Budo, y finalmente como aikido en 1942. Aikido se volvió un término oficial cuando fue aceptado en una conferencia del Dai-Nippon Butoku-Kai, la asociación de todas las artes marciales de Japón.

Al igual que Takeda, Ueshiba tenía una personalidad fuerte y una técnica excelente; su genio recibió atención completa tras la muerte de Takeda después de la Segunda Guerra Mundial. Él y sus dotados discípulos son responsables de la situación actual del aikido como un popular arte marcial japonés.

Aiki y el Daito-ryu Aiki Jujutsu

Aiki, el concepto central del aikido, puede remontarse a la literatura de artes marcial de la era Edo. Según Toka Mondo (Discusión sobre la luz de una vela), escrito por el maestro de Kito-ryu Jujutsu en 1764, aiki significa que dos luchadores estan a punto de iniciar su enfrentamiento en cuanto ellos se han enfocado en la respiración del otro. Muchos otros autores durante el siglo XIX dieron definiciones similares.

Sin embargo, en el volumen titulado Budo-hiketsu Aiki no Jutsu (Elementos Confidenciales de las Técnicas en Artes Marciales) publicado en 1892 dio una nueva definición del término. Dice que aiki es la meta última en el estudio de artes marciales y puede lograrse “estando un paso adelante del enemigo.” Según el volumen, los requisitos previos para tal movimiento preventivo son leer la mente del enemigo y usar un grito de batalla. Desgraciadamente, no se tiene detalle de ejercicios específicos.

No es posible reconstruir una definición precisa de aiki dentro de la escuela Daito-ryu Jujutsu. Esto es principalmente porque Takeda guardó estrechamente sus secretos técnicos, de la misma manera que los practicantes de artes marciales anteriores habían hecho, y eligió no transcribir sus enseñanzas. Sin embargo, Nenokichi Sagawa, uno de los seguidores más íntimos de Takeda, dice que se mencionó esporádicamente en el cuaderno de Takeda, el “Ejercicio del aiki” de 1913. Esto sugiere que los practicantes de Daito-ryu Jujutsu habían usado el término aiki y practicado técnicas desarrolladas a través de éste concepto incluso antes de que ellos cambiaran el nombre de su escuela a Daito-ryu Aiki Jujutsu. No obstante, la falla de Takeda en dejar bien definido aiki llevó a la ambigüedad en la interpretación de Ueshiba, a pesar de que Takeda designó a Ueshiba a la importante posición de instructor en activo. Después, cuando la escuela de Ueshiba creció, sus discípulos y seguidores agregaron algunos nuevos significados a aiki para compensar la ambigüedad. Debido a que el término es una combinación de dos caracteres chinos -ai (la unificación) y ki (espíritu o mente)- ellos decidieron que el aikido es una manera de convertirse uno con el universo o armonizar con el movimiento y ritmo de la naturaleza.

Ueshiba era uno de muchos instructores de Daito-ryu Jujutsu graduados en la escuela de Takeda. Hay muchos practicantes excelentes que entrenaron con él y después organizaron sus propias escuelas bajo el nombre el Daito-ryu Aiki Jujutsu. Taiso Horikawa y su hijo Kodo Horikawa (1894-1980) es de los primeros ejemplos. Kodo organizó el Kodo-kai en 1950. Otra escuela llamada Roppo-kai es un grupo que salió del Kodo-kai. Takuma Hisa (1895-1979) quien fue la única persona a quien Takeda concedió el grado de menkyo kaiden (reconocimiento mas alto como instructor) en el Daito-ryu Aiki Jujutsu. Este fiel estudiante comenzó el Daito-ryu Aiki Jujutsu Takuma-kai en 1975. Toshimi Matsuda (1895-) fue otro estudiante talentoso de Takeda; Ryuho Okuyama, uno de los estudiantes de Matsuda, estableció el Hakko-ryu. Yukiyoshi Sagawa (1902-), otro practicante altamente acreditado, está ahora enseñando sus técnicas de arte marcial a sus seguidores bajo el nombre el Daito-ryu Aiki Bujutsu. Tokimune Takeda (1916-1993), uno de los hijos de Sokaku Takeda, empezó la enseñanza de Daito-ryu Aiki Budo como combinación del Daito-ryu Aiki Jujutsu y el Ono-ha Itto-ryu Kenjutsu (manejo de espada). Sin embargo, después de su muerte, la organización se ha separado en varias escuelas menores.

Divulgación

Aiki-kai

El Aiki-kai, asociación fundada por Morihei Ueshiba, se ha promovido por todo el mundo desde la Segunda Guerra Mundial, y se dice que tiene el mayor número de seguidores comparado con otras escuelas de aikido. Esto es debido a los esfuerzos incesantes del hijo de Ueshiba, Kisshomaru (1921-), y de los discípulos de tiempo completo del mismo. Kisshomaru heredó la organización de su padre y la administra bajo la premisa de que Morihei Ueshiba tardó en defender la nobleza espiritual del aikido que él creyó le permitiría al hombre volverse uno con el universo; en contraste con lo que Morihei Ueshiba había pensado antes de la guerra, condenó la competencia sin sentido. Kisshomaru ha ido un paso más allá exigiendo que no deba haber competencia en aikido -una posición en claro antagonismo con los promotores de judo y kendo que han intentado desarrollar sus artes marciales como eventos atléticos sistemáticos. El joven Ueshiba ha exigido que sus estudiantes sólo practiquen aikido para la autodisciplina y para buscar la verdad. Esta política pacifista ha llegado a ser aceptada ampliamente, pero algunos de los alumnos más distinguidos de Morihei Ueshiba han discrepado con Kisshomaru y han dejado su escuela para establecer su propia organización. Algunos de éstos se mencionan abajo.

JAA (Japan Aikido Association, Asociación de Aikido de Japón)

Kenji Tomiki (1900-1979) fundó la JAA en 1974. Tomiki, quien se unió a Morihei Ueshiba en 1926, en 1940 se volvió la primera persona en recibir el octavo dan, reconocimiento más alto como instructor, del mismo maestro. Después, Tomiki se hizo profesor de educación física y creó un sistema randori (entrenamiento-competencia) para aikido. Sin embargo, su nueva propuesta causó un agudo conflicto de opiniones en lo que el aikido debe ser.

Yoshin-kan

Gozo Shioda (1915-1994), quién había entrenado en el Kobu-kan (el nombre anterior de la escuela de Ueshiba) desde 1932, fundó su propia escuela en Tokio con el apoyo de intereses comerciales. Él desarrolló un nuevo sistema de práctica con un énfasis en el dominio de técnicas básicas y estratagemas para el combate callejero. También hizo una gran contribución a la promoción del aikido después de la Segunda Guerra Mundial.

Ki no Kenkyu-kai (Ki Society, Sociedad Ki)

Koichi Tohei (1920-) se unió Kobu-kan en 1940 y después se hizo el instructor principal en Aiki-kai. Por consiguiente, fue considerado seriamente como el sucesor de Morihei Ueshiba. Sin embargo cuando se le ofreció la posición a la muerte de Ueshiba, él la rechazó y dejó que Kisshomaru Ueshiba la ocupara. Después, sin embargo, Tohei y Kisshomaru discreparon en los métodos de instrucción y empezaron a disputar por el liderazgo. Tohei fundó la Sociedad Ki y dejó el Aiki Kai en 1974. Describe el aikido como una manera de asimilar al hombre en el “Ki” del universo.

Yosei-kan

Minoru Mochizuki (1907-) empezó su entrenamiento con Morihei Ueshiba en 1930 bajo la recomendación de Jigoro Kano (el fundador del Judo del Kodo-kan). Estudió aikido como un discípulo residente de Ueshiba. Posteriormente construyó el Yosei-kan en Shizuoka dónde desarrolló un único sistema para la práctica de todas artes marciales que integra técnicas tanto de judo como de karate.

Otras Escuelas de Aikido

Noriaki Inoue (1902-1994), sobrino de Morihei Ueshiba, fundó el Shinei-Taido. Él y Ueshiba eran ambos seguidores de Omoto-kyo, pero después de un allanamiento de la policía durante un servicio en 1935, discreparon sobre la manera de convivir con la opresión religiosa. Así que, dejó a Ueshiba y abrió una nueva escuela de aikido. Kanshu Sunadomari (1923-) fundó el Mansei-kan en Kumamoto. Ha publicado varios libros sobre el espíritu del aikido y el poder respiratorio. Minoru Hirai (1903-), quién se hizo gerente general de Kobu-kan a solicitud de Ueshiba en 1942 y continuó apoyando a Ueshiba hasta después de la Segunda Guerra Mundial, fundó el Korindo. Kenji Shimizu (1940-), un discípulo residente de Ueshiba en sus últimos años, estableció el Tendo-ryu. Hablando técnicamente, la existencia de muchos excelentes instructores de aikido con características y antecedentes variados han hecho un aikido actual mucho más colorido que cualquier época anterior. Sin embargo, desgraciadamente no hay comunicación entre las diferentes escuelas.

Aikido como un Evento Atlético

Vale la pena revisar el por qué tanto el judo como el kendo han establecido asociaciones completamente unificadas, mientras el aikido, al igual que su precursor, el Daito-ryu Jujutsu, se ha dividido en muchos grupos pequeños. Las federaciones de judo y kendo han podido mantener vínculos sólidos porque ambos han desarrollado un sistema de “entrenamiento-competencia” para todos los practicantes, sin tener en cuenta sus estilos y escuelas, puedan encontrarse y competir basados en las mismas reglas entre sí. Participando en los mismos torneos, ellos pueden medir su mejora objetivamente. Las distintas escuelas de kendo han organizado un comité grupal y tienen torneos al mismo tiempo que conservan sus características individuales. Ellos logran esto enseñando las técnicas originales a sus seguidores por medio de katas (una práctica secuencial de formas básicas en artes marciales). De manera nacional -y a veces mundial- los torneos mantienen a los diferentes grupos en contacto. En lo que se refiere al judo, todos han aprendido el mismo judo del Kodo-kan, en el que se practica randori y katas simultáneamente. Esta uniformidad ha producido virtualmente una divergencia nula entre las distintas escuelas.

Por otro lado, Ueshiba, desde el tiempo en que enseñaba Daito-ryu Jujutsu, siempre animó a sus estudiantes a entrenar en solitario, a la práctica repetitiva de katas. La implicación es que la ausencia de un método objetivo que mida las habilidades y fortalezas de los estudiantes ha producido el crecimiento fenomenal de diferentes estilos y escuelas, cada una de las cuales tiene filosofías y métodos de entrenamiento diferentes. No se intenta entender los principios espirituales de cada quien, causando el mala comunicación y desconfianza entre los miembros de organizaciones diferentes. Es irónico que el aikido que originalmente se concibió como un “arte marcial de armonía y unificación” actualmente esté sufriendo esta división caótica.

Como una solución a este problema, Kenji Tomiki incorporó la práctica randori en aikido en 1960. Él defendió un entrenamiento integral usando katas y randori, proclamando que el aikido debía reformarse para convertirse en una disciplina atlética competitiva como el judo y el kendo modernos. Tomiki propuso un sistema para el randori del aikido basado en los modelos del judo y kendo, dos artes marciales que estaban enseñándose en las clases regulares de educación física en las escuelas japonesas. Decía que ésta era la única manera de promover el aikido. Propuso ésta idea cuando estaba estudiando la historia del kendo. En la mayoría de las escuelas de kendo, la práctica de katas había sido la única manera para enseñar o aprender las técnicas hasta aproximadamente 1750. Entonces algunos instructores desarrollaron un sistema de “entrenamiento-competencia” con un palo de bambú y equipo de protección, que ganó popularidad con el tiempo y finalmente constituyó el grueso del entrenamiento en kendo. Sin embargo, aunque la propuesta de Tomiki hizo sentido a maestros de otras artes marciales, Ueshiba y sus seguidores lo rechazaron. Por consiguiente, él estableció la Asociación de Aikido del Japón como una entidad separada del Aiki-kai.

Aikido en Otros Países

La popularidad creciente del aikido es atribuible al Aiki-kai y las actividades de otras escuelas de aikido fuera de Japón. Stanley Pranin, editor de la revista de circulación internacional Aiki Journal, informó que en 1993 el aikido tenía la mayor cantidad de practicantes en Francia, Estados Unidos, Japón, Alemania, e Inglaterra, en ese orden. Minoru Mochizuki fue la primera persona en enseñar aikido en Francia.

Él entrenó a franceses en las artes marciales de 1951 a 1953. Entonces Tadashi Abe y Nobuyoshi Tamura del Aiki-kai siguieron en sus pasos. La promoción de aikido en Francia se llevó a cabo conjuntamente con la Federación Francesa de Judo, haciendo más fácil para los instructores de aikido franceses recibir subsidios gubernamentales y alquilar gimnasios totalmente equipados a un costo mínimo. Por consiguiente las cuotas son razonables, lo que también ha ayudado a atraer seguidores. Algunos estudiantes han escogido ser instructores profesionales de aikido, por lo que las escuelas de aikido han aparecido por todas partes. Según las listas de miembros de las dos mayores asociaciones de aikido en Francia (Pranin, 1993), hay más de 2,500 escuelas en ese país.

El aikido fue presentado por primera vez en Estados Unidos por Kenji Tomiki en 1952 cuando viajó a través de 15 estados con un equipo de instructores de judo. En el mismo año, Koichi Tohei enseñó aikido por vez primera en Hawaii. Ambos estaban considerados como de los mejores instructores en el Aiki-kai en el momento. Tohei, en particular, puso el fundamento para una mayor promoción del aikido en Estados Unidos haciendo visitas subsecuentes a Hawaii. Yoshimitsu Yamada y otros instructores jóvenes contribuyeron a la rápida divulgación del aikido en América del Norte a finales de los años 60. En 1993, Pranin estimó el número de escuela de aikido en Estados Unidos entre 1,200 y 1,500. En el mismo año, había entre 1,300 a 1,600 escuelas en Japón, pero el número de estudiantes en cada escuela es generalmente más pequeño, haciendo que Japón sea el tercero detrás de Francia y los Estados Unidos en ésta comparación mundial.

El Aiki-kai estableció la Federación de Aikido Internacional (IAF, International Aikido Federation) en 1976 con los clubes afiliados y escuelas localizadas en 29 países. Entonces, Yoshin-kan fundó la Federación Internacional de Aikido Yoshin-kan (Yoshin-kan Aikido Federación International) en 1990. En 1993, el JAA comenzó la Red Internacional de Tomiki Aikido (TAIN, Tomiki Aikido International Network) con presencia en nueve países. El TAIN tiene una competencia de aikido internacional cada dos años desde 1989. Otras escuelas de aikido también han estado comprometidas en la promoción activa de ellas mismas y han extendido sus territorios continuamente. Pero por lo que se refiere al número de miembros y la influencia política, el Aiki-kai es actualmente la más gran organización de aikido en el mundo.

Las razones más obvias para ésta popularidad progresiva del Aiki-kai parecen ser el esfuerzo y entusiasmo de sus instructores. En el inicio, ningún instructor podía ganarse la vida enseñando aikido. Todos ellos tenían que encontrar trabajos “externos” para subsistir, así que la mayoría de jóvenes practicantes que demostraban excelencia mientras eran estudiantes decidían detener su entrenamiento y buscar un trabajo regular después de graduarse. Sin embargo, había todavía personas en el Aiki-kai quienes estaban tan dedicadas que escogieron viajar alrededor del mundo como instructores voluntarios. Por otro lado, Kisshomaru Ueshiba, animado por la ambición de extender su organización, siguió fundando nuevos clubes de aikido en universidades japonesas y negocios. Con sus esfuerzos incesantes, Kisshomaru y los pioneros que enseñaron aikido en el extranjero han basado la práctica en katas que es adecuada tanto para las personas mayores como mujeres que aprenden aikido tanto para mantener su salud como para autodefensa. También, las personas en los países Occidentales han aceptado este tipo de aikido como una manera de meditación Zen o como una forma de tener una visión del misticismo y filosofías orientales. Esté interés de naturaleza cultural ha ayudado al aikido a ser aun más popular.

Sin embargo, las asociaciones de aikido de hoy se enfrentan con dos problemas mayores. Uno involucra la diversificación. Tradicionalmente, los japoneses se han inclinado a favorecer una escuela de gran prestigio y autoridad. Pero recientemente, incluso el japonés está empezando a hacer sus juicios basados en el “relativismo cultural”-una filosofía centrada en aceptar valores diferentes- que es compartida por personas en otras partes del mundo. Hay una nueva tendencia entre las personas jóvenes a unirse a una escuela de aikido con un maestro verdaderamente dotado y una personalidad amable en lugar de escoger una escuela grande y tradicionalmente acreditada. A la larga, ésta tendencia puede presentar un desafío para las gigantes organizaciones de aikido que siempre han disfrutado de tal autoridad.

El segundo problema involucra la política rígida de algunas escuelas de aikido que prohíbe la competencia. Ahora que los estudiantes están empezando a mostrar un interés en el aikido competitivo en general, será más difícil para las escuelas tradicionales justificar esta política. Es cierto que el aikido competitivo tiene un lado “negativo” debido a que los oponentes tienen una tendencia a poner como prioridad ganar. Pero también les ofrece a los practicantes la oportunidad maravillosa de desarrollar un valor firme, una actitud seria, y las habilidades prácticas para la auto-defensa. Los juegos y torneos son una manera excelente de sociabilización. No sólo los competidores forman amistades entre ellos algunas veces, también aprenden a demostrar cortesía y modales hacia sus oponentes. A pesar de estos beneficios, la prohibición tradicional de la competencia en aikido presenta un gran obstáculo al proceso de hacer del aikido un deporte olímpico. Sin embargo, un número creciente de grupos como el TAIN están trabajando muy fuerte para organizar torneos internacionales.

El artículo anterior fue escrito para una enciclopedia de los deportes por Fumiaki Shishida Sensei, 7º Dan. Shishida Sensei es Profesor en la Universidad de Waseda, Tokio dónde enseña el Aikido original de Tomiki Sensei. Es Shodokan Aikido Shihan para Kanto, o Japón Occidental. Además de sus deberes como profesor y como sensei de Aikido, Shishida Shihan es también un nombrado historiador sobre artes marciales enfocado en la primera mitad del siglo XX.

Bibliografía

Pranin, Stanley. (1991) The Aiki News Encyclopedia of Aikido. Tokyo: Aiki News.

————,. (1992) Takeda Sokoku and Daito-ryu Aiki Jujutsu. Tokyo: Aiki News.

————,. (1993) Aikido Masters: Prewar Students of Morihei Ueshiba. Tokyo: Aiki News.

Shioda, Gozo. (1985) Aikido Jinsei (My Aikido Life). Tokyo: Takeuchi-shoten-shinsha.

Shishida, Fumiaki. (1992) “Martial Arts Diary by Admiral Isamu Takeshita and Morihei Ueshiba in about 1926” (in Japanese with English abstract). Research Journal of Budo 25, 2: 1-12.

Shishida, Fumiaki, and Nariyama, Tetsuro. (1985) Aikido Kyoshitsu (Aikido Class). Tokyo: Taishukan.

Sunadomari, Kanemoto. (1 969) Aikido Kaiso Ueshiba Morihei (A Biography of Morihei Ueshiba: The Founder of Aikido). Tokyo: Kodansha.

Tomiki, Kenji. (1991) Budo-ron (Budo Theory). Tokyo: Taishukan.

Ueshiba, Kisshomaru. (1977) Aikido Kaiso Ueshiba Morihei Den (A Biography of Morihei Ueshiba: The Founder of Aikido). Tokyo: Kodansha.

————. (1981) Aikido no Kokoro [The Spirit of Aikido]. Tokyo: Kodansha

Westbrook, Adele, and Oscar Ratti. (1979) Aikido and the Dynamic Sphere. Rutland, VT, and Tokyo: Charles E. Tuttle.