Aikido Journal Home » Articles » El Aikido Llega a América Aiki News Japan

El Aikido Llega a América

Available Languages:

por Joseph R. Svinth

Journal of Combative Sport

Traducido por César Martínez

Reproducido con Autorización
Copyright © Joseph R. Svinth 1999. Todos los Derechos Reservados.

Joseph R. Svinth, Editor, Journal of Combative Sport. http://ejmas.com/jcs/jcsframe.htm

En 1904 Isamu Takeshita ayudó a introducir el Judo a los Estados Unidos. Para una descripción de esto, lean a Joseph Svinth, en el artículo “El Profesor Yamashita va a Washington,” Aikido Journal, 25:2 (1998), 37-42. En 1935 Takeshita también introdujo en Norte América el aikido, en ese entonces conocido como aikibudo.

Almirante Isamu Takeshita vestido con el uniforme c. 1930

Takeshita nació en una familia de samurais al servicio del clan Satsuma de la prefectura de Kagoshima en 1868. Su nombre de nacimiento era Yamamoto, pero después de ser adoptado por la familia Takeshita, tomó este como su nombre.

Se convirtió en marino y luego de su graduación de la Escuela Naval Japonesa, fue asignado como agregado naval japonés en los Estados Unidos. En abril de 1904 obtuvo la atención nacional al introducir al entonces presidente de los Estados Unidos Teodoro Roosevelt al Judo Kodokan. “El Presidente Teodoro Roosevelt fue uno de mis mejores amigos allí [en Washington en 1904-1905],” recordaba Takeshita en agosto de August 1935.

La relación entre nosotros era tal como la de los miembros de una familia. Habíamos hecho nuestro instructor al señor Y. Yamashita de Japón, un experto en judo o jiu jitsu, y nosotros, el señor Roosevelt y yo, tomábamos lecciones en jiu jitsu con bastante frecuencia en su biblioteca del segundo piso de la Casa Blanca.

Después de su regreso a Japón, Takeshita fue promovido al grado de capitán en 1907 y a contra-almirante en 1913. Durante su carrera comandó los navíos Suma y Kasuga y el buque escuela Izumo. Por su servicio durante la Primera Guerra Mundial recibió una Medalla de Servicios Distinguidos de los Estados Unidos, y en 1919 hizo parte del séquito del Principe Heredero Hirohito durante su posterior visita a Europa. Posteriores posiciones incluyeron Jefe de Estado Mayor de la Primera Flota Japonesa y Comandante en Jefe de la Marina Imperial Japonesa.

Entre tanto, Takeshita no descuidaba sus deberes como Samurai, y en Tokio patrocinó un Dojo de artes marciales llamado el Kobukan. Los metodos enseñados en esa escuela incluían el aikibudo – Morihei Ueshiba era el instructor – Kendo, equitación, y otras practicas de desarrollo espiritual (kiai). La escuela tenía alrededor de 200 miembros dentro de los cuales posiblemente una décima parte eran mujeres.

Durante el verano de 1935, el Almirante Takeshita realizó su quinta visita a Norte América. Realizó paradas en New Orleáns, San Francisco, Washington D. C., y Seattle. Su propósito era el de informar a la audiencia de los Estados Unidos que la prensa internacional malinterpretó el rol de Japón en China. El objetivo Japonés, dijo, no era el de difundir la esfera de dominio Japonés, sino el de detener el comunismo internacional. “Ningún navío japonés ha cruzado el pacífico a no ser que se trate de una misión de paz”, dijo durante una transmisión de radio en San Francisco. “Ningún soldado Japonés ha venido a estas tierras a excepción de misiones similares”. Mientras en los Estados Unidos, Takeshita demostraba Aikibudo a judokas y reporteros, “gasto al menos dos o tres horas diarias con mis pupilos”, decía, “Jiu-jitsu o kendo son artes en lo que respecta a los extranjeros, pero también son forjadores de carácter… el carácter es la cosa más importante desde el principio hasta el fin”

De acuerdo con Takeshita, había 3500 llaves en su estilo. En lugar de usar la fuerza para derrotar al oponente, la idea era proyectarlo casi sin tocarlo. La forma en que se lograba era mediante el uso en su contra de la propia energía del oponente. Mientras Takeshita creía que el aikibudo era un arte peligroso para los jóvenes, consideraba que era un método excelente para hombres y mujeres de mayor edad. Concluyó diciendo que proveía un excelente entrenamiento para políticos, y que sin él, habría quedado exhausto de todos los saludos que los Americanos esperaban!.

En Washington D.C. en septiembre de 1935 un reportero estadounidense le pregunto a Takeshita acerca de su “jiu-jitsu”.”Flexionando los músculos de sus brazos y sonriendo”, luego publicó el despacho del New York World Sun:

El almirante se ofreció a ilustrar el Aikibudo como lo que llamó la mas efectiva forma de combate conocida en Japón.

Un hombre, que permitió que la curiosidad venciera a la precaución, se ofreció como voluntario. Como un rayo, a este reportero de periódico el Almirante lo lanzó contra el suelo y lo sorprendió de tal forma que quedó boquiabierto.

“Fui gentil contigo”, dijo el almirante Takeshita. “Ves, pude haberte matado de una forma fácil e instantánea”.

Ya en su camino de regreso a Japón en octubre de 1935, Takeshita también demostró su Aikibudo a los reporteros Estadounidenses-japoneses en Seattle. Su compañero en la demostración fue Yasuyuki Kumagai, 5-dan, la cabeza del club de Judo de Seattle conocido como el Seattle Dojo. El almirante sonrió y le dijo al señor Kumagai “Póngase en posición”. El Great Northern Daily News informó lo siguiente:

Los dos hombres asumieron la posición de judo, y con un movimiento tan veloz que la mayoría de los asistentes no pudieron apreciarlo, Takeshita embistió con su mano abierta y sus dedos rígidos apuntando a la sección media de Kumagai.

Eso fue todo, pero Kumagai, quien conocía un poco acerca de los puntos vulnerables del cuerpo humano quedó atemorizado y convencido.

“Una pulgada más y habría quedado inconsciente o terminado retorciéndome de dolor en el suelo”, dijo el robusto practicante de judo, y la mayoría de quienes se encontraban en el lugar le creyeron.

Luego de su regreso a Japón Takeshita permaneció en la vida pública. Por ejemplo, en febrero fue nombrado como cabesa de los Boy Scouts japoneses, la división japonesa de la MICA, los Exploradores Juveniles Marinos y la Asociación de Yates. Promover el fascismo entre el deporte Japonés era uno de sus deberes en esas posiciones, y al final de la década de los años 30, Takeshita fue responsable de organizar intercambios regulares con la Juventud Hitleriana Alemana.

En Mayo de 1933, Takeshita también se convirtió en el presidente de la Asociación Profesional de Sumo. El mantuvo este cargo durante la guerra pero durante el primer torneo de Sumo de posguerra, que se llevó a cabo en Tokio durante la semana de Noviembre del 16 al 25, renunció diciendo que era tiempo para que un nuevo hombre se hiciera cargo.

Finalmente, en Abril de 1941 Takeshita se hizo cabeza de la Sociedad de la Nueva Espada Japonesa, que fue dedicada a perpetuar y preservar la espada tradicional japonesa y su arte de manufactura. En términos japoneses, una “Espada Nueva” es cualquiera fabrucada desde 1600. Mientras las Nuevas Espadas sean fabricadas de acuerdo a los métodos tradicionales serán tan buenas como cualquier espada fabricada jamás. Las espadas fabricadas en serie son otra cosa, y la milicia japonesa gastó una fortuna entre 1937 y 1945 tratando de encontrar una forma de producción en serie para sus espadas y que no se rompieran bajo las condiciones normales del campo.

El Almirante Takeshita murió en Tokio en Julio de 1949, a la edad de ochenta años.

JCS Noviembre de 1999

Reproducido con Autorización

Copyright © Joseph R. Svinth 1999. Todos los Derechos reservados.

Joseph R. Svinth, Editor, Journal of Combative Sport. http://ejmas.com/jcs/jcsframe.htm