Aikido Journal Home » Articles » Dondequiera que vaya la cabeza, el cuerpo le sigue Aiki News Japan

Dondequiera que vaya la cabeza, el cuerpo le sigue

Available Languages:

por Lynn Seiser

Published Online

Traducido por Miguel Elias

He aprendido que existen cuatro niveles de aprendizaje. El primero es de incompetencia inconciente, donde algo no funciona y tú no lo sabes. El segundo es de incompetencia conciente, donde algo no funciona y tú sabes que no funciona. El tercer nivel es competencia conciente, donde algo funciona pero tu debes permanecer conciente para saber lo que estas haciendo. El cuarto nivel es la competencia inconsciente donde todo funciona por si mismo.

Se dice de primera, que un golpe de puño es solo un golpe de puño. Tan solo lo lanzo y espero que acierte a alguien. En el entrenamiento, un golpe de puño se vuelve una ciencia donde toda la alineación y el movimiento de los pies, las piernas, la cadera, el hombro, el codo, la muñeca y la mano están entrenadas concientemente a través de repeticiones y ensayos realistas. Finalmente, un golpe de puño, es tan solo un golpe de puño, pero ahora, es muy diferente de aquel primer golpe de puño.

Una de las controversias que he escuchado en los foros de internet de Artes Marciales es el de entrenar o no mentalmente. Algunos piensan que no es necesario, ya que eventualmente necesitaremos apagar todo el auditorio interno y la conversación con el pensamiento. Así que, ¿porque empezar? Es realmente interesante que algunas formas de entrenamiento mental, disciplina o meditación ha sido siempre parte del entrenamiento en las artes marciales tradicionales. Atletas profesionales saben, gozan y se benefician del deporte y de su performance, aumentado psicológicamente. La psicoterapia moderna, especialmente las escuelas del comportamiento cognitivo, han sido efectivas en cambiar y remover las creencias basadas en el miedo que perpetúan la epidemia de depresión y ansiedad, que es parte de la caótica vida diaria.

Cuando comencé a entrenar en Aikido, acepte que algo del entrenamiento seria educacional. Tengo una biblioteca de Aikido, libros, videos y DVDs. Leeré y miraré casi todo. Algunos de ellos no son muy buenos, pero proveen de una perspectiva diferente, ejemplos o explicaciones. Es interesante ver como la mente ordena los diferentes informes conflictivos y hasta inclusive, se vuelve confusa con discrepancias o encontrara muy en el fondo, entendimiento y generalizaciones que un denominador común pueda proveer. Un fin de semana, mientras buscaba un libro, me leí todos los artículos antiguos publicados en Aiki News. La experiencia fue exhaustiva, pero me proporciono sentimientos internos que no los había podido obtener por cuenta propia. Uno de mis primeros trabajos reales, después de cortar césped y repartir diarios, fue el de ayudante de biblioteca. Este es el chico que se encarga de poner los libros de vuelta en su lugar. No era un trabajo sensacional, pero era un trabajo y me pagaban, así que no me importaba. Lo que aprendí, y siempre voy a estar agradecido por ello, es que si quieres aprender algo, cualquier cosa, alguien, en algún lugar, ha escrito un libro al respecto. De hecho, es impresionante cuantos libros han sido escritos acerca de cosas que la mayoría de nosotros ni siquiera sabe que cosa son. Aikido es una de esas cosas.

Se que estoy sermoneando al coro aquí, debido a que siendo un miembro activo de los foros de internet implica algunos acuerdos acerca del gozo y beneficio de las discusiones sobre el Aikido. Mientras que el entrenamiento mental nunca reemplazara el sudor del entrenamiento físico, lo podrá complementar, suplementar y hasta inclusive acelerar su progreso. Frecuentemente, la necesidad no es la de entrenar mas, sino que entrenar más sabiamente. Recuerda, dondequiera que vaya la cabeza, el cuerpo la seguirá.

Gracias por escuchar, por la oportunidad de servirlos y compartir la jornada. Ahora, vuelvan al entrenamiento.