Aikido Journal Home » Interviews » Kisshomaru Ueshiba Aiki News Japan

Kisshomaru Ueshiba

por Stanley Pranin

Aiki News #30 (August 1978)

Traducido por Luis A. Henríquez

La siguiente entrevista tuvo lugar el 30 de mayo de 1978 en Shinjuku, Tokyo, en la casa de Doshu Kisshomaru Ueshiba. El propósito de esta entrevista fue el de tratar el tema de la publicación de la biografía de O-Sensei escrita por el Doshu. Las personas que estuvieron presentes en esta entrevista fueron el Doshu, Stanley Pranin, editor de Aiki News y Midori Yamamoto, intérprete.

Editor: En qué fecha fue publicada la primera edición de The Founder of Aikido, Morihei Ueshiba?

Doshu Kisshomaru Ueshiba: a finales de Septiembre … 28 de septiembre de 1977.

Cuándo inició a escribir la biografía sobre su padre?

No podría decirle con certeza en que momento empezé a escribirla. Ya son nueve años desde que mi padre falleció. Aproximadamente dos o tres años luego de su muerte, inicié gradualmente a organizar el material. Luego a comienzos del año de 1976 me propuse seriamente la meta de terminarla y luego, solicité ayuda de la compañía editorial. Esto lo hice durante un tiempo libre que tuve. Pero, antes de poder pulbicar algo en concreto, fui de visita a las localidades de Hokkaido, Wakayama, Ayabe y a Kameoka, y también fui a Tajima. Me dirigí a todos estos lugares con el fin de encontrar pasos de mi padre. Para mí especialmente, esa fue la primera vez que visitaba Hokkaido, allí me adentré hasta lo alto de las montañas. Visité el altar en el poblado de Shirataki. Los habitantes del poblado no sabían que existía una conección entre este altar y Morihei Ueshiba. Al llegar allí le pedí al director de este poblado que me ayudara a remover las tablas que impedían el paso – aunque es de mala educación hacer ruido en el altar - debido a que nadie estaba viviendo allí el exterior del altar estaba cerrado con tablas clavadas. Cuando entramos, tal y como lo había imaginado, había un escrito el cual indicaba de una donación hecha por Morihei Ueshiba en una fecha indeterminada. Luego, proseguí buscando más material y poco a poco el libro comenzó a tomar forma.

De acuerdo al prefacio de su libro, en Shirataki Ud. conoció a un hombre que en esos tiempos se había mudado de Tanabe a Shirataki junto con su padre. Puedo imaginar que Ud. escuchó con alegría las anécdotas que le contó este hombre. Nos podría hablar algo al respecto?

Ese hombre se llamaba Takeda. El murió poco después de haberlo conocido. Mi padre organizó en Tanabe la Asociación de Pobladores; en esos días este grupo se desplazó a Hokkaido. Mi padre era el líder del grupo y el Sr. Takeda era uno de sus miembros. Takeda era un hombre joven en esos tiempos, probablemente en su adolescencia. El recordó esos días ya que, él fue allí con mi padre y juntos disfrutaron de muchas alegrías y de momentos difíciles.

Luego de que el aikido se hizo popular, muchas personas se dirigieron a Shirataki tratando de explorar las raíces del aikido. Muchas de estas personas iban especialmente a buscar al Sr. Takeda para escuchar sus historias de esos días pasados, así que el Sr. Takeda desarrolló una forma muy particular de contar las historias. Aunque las historias eran repetitivas, éstas eran muy interesantes.

Cuál era el nombre del Sr. Takeda?

Si Ud. busca en el Aiki Shimbun, allí lo encontrará … en una de las publicaciones anteriores del Aiki Shimbun.

Sigue siendo la localidad de Shirataki pequeña en tamaño o ya se ha extendidio?

Shirataki todavía está en el proceso de convertirse en un área despoblada. Acerca de un futuro desarrollo, bueno, la verdad lo veo bastante difícil… podría afirmar que la población ha disminuido. Es un lugar muy frío en donde las heladas comienzan a finales de septiembre o a inicios de octubre. Sin embargo, es un lugar muy agradable. Hasta hay primaveras muy calientes. Cuando fui allá de visita, alrededor del mes de septiembre, y gracias al jefe del poblado, al jefe del concejo y de algunos dignatarios del poblado , estos llevaron a cabo un banquete en mi honor. Fue una experiencia maravillosa.

Le ofrecieron una gran recepción, no es así?

Sí, así es. En una de las historias que el Sr. Takeda me contó, él hizo mención a los terrenos que pertenecieron a mi padre. Me dijo que mi padre tenía una gran cantidad de terrenos, los cuales había comprado al gobierno. Y, según él, mi abuelo, quien por mucho tiempo fue un miembro del concejo del poblado de Tanabe, fue una persona muy pudiente económicamente. Esa es la razón por la cual mi padre, fundador del aikido, pudo realizar diferentes tipos de actividades a su gusto y así mudarse sin problemas de vuelta a Hokkaido, todo con el soporte del dinero de mi abuelo. Takeda me contó también lo siguiente, “tu abuelo fue un gran hombre; esa es la razón principal por la cual tu padre tuvo libertad de llevar a cabo el aiki a su gusto. Tu abuelo apoyó mucho a tu padre económicamente.” Ya yo había escuchado sobre esto, pero fue la primera vez que lo escuché de alguien que en realidad vivió alrededor de ellos.

Cuando ellos viajaron de Tanabe a Hokkaido, fueron desde Aomori via el ferry de Kampu (actualmente el ferry de Seikan). En esos tiempos no existía ferrocarril hasta Shirataki. Se tenía que viajar desde Asahikawa en dirección a Abashiri para llegar a Shirataki. Por esa razón viajaron todo ese trayecto a caballo y llevando todo el equipaje consigo. También me contó varias anécdotas de adversidad, como el día en que todo el equipaje se les volteó en la nieve debido a que los caballos tuvieron un sobresalto inesperado. Imagino que tuvieron que haber sido unos días muy difíciles.

Alguna vez Ud. acompañó a su padre a Hokkaido?

No. Esta ha sido la primera vez que he visitado Hokkaido.

Entiendo.

Mi padre estuvo en Hokkaido desde antes que yo naciera. Yo nací en Ayabe, prefectura de Kyoto, esto fue después de que él se marchó de Hokkaido. Mi padre nunca más visitó Hokkaido. Más, sin embargo, visitó Mongolia alrededor de 1924 y durante la guerra visitó Manchuria. También, visitó Hawaii después de la guerra, pero nunca más regresó a Hokkaido.

O-Sensei visitó Mongolia y Manchuria. También visitó Peking?

Sí, él visitó Peking, pero ese Peking no era como el Peking del presente. Eso fue hace mucho tiempo, alrededor de 1940 o 1941; y, fue alrededor de 1924 ó de 1925 que visitó Mongolia. En esos tiempos esa región esta plagada de bandidos, lo cual la hacia una zona muy peligrosa.

Sí, esos fueron tiempos difíciles. En su prefacio Ud. mencionó que O-Sensei quiso que Ud escribiera su biografía estando todavía vivo. Nos hablaría un poco más sobre esto?

Han habido una o dos biografías más escritas sobre mi padre. Pero en todos los casos los autores han sido muy subjetivos en sus narraciones. Esas biografías contienen extractos, que en cierto modo, han sido dramatizados o inventados.

Mi padre en varias ocasiones me pidió que escribiera su biografía incluyendo sucesos verdaderos. Sin embargo, en esos tiempos me resultaba muy difícil empezar este proyecto mientras mi padre todavía vivía, así que siempre lo aplacé. Luego que falleció, pasé a considerar iniciar la biografía una tarea prioritaria, pero no pude iniciar de inmediato. Demoré aproximadamente 8 a 9 años en esa tarea. Por lo cual pienso que escribí el libro en el momento en el cual había recolectado una gran cantidad de material como me fue posible.

Hay personas que vieron a Morihei Ueshiba de distintas maneras, cada uno de acuerdo a su propio imagen. De esta manera, esta biografía fue armada gradualmente pieza por pieza basada en hechos verdaderos y, además, usando el material que recolecté personalmente observando y escuchando.

Realmente es un gran libro. A pesar de que Ud. reunió el material y lo clasificó de antemano, Ud. escribió el libro en poco menos de 1 año, así que puedo imaginar que hubo un periodo de 1 a 2 meses en los cuales Ud. se dedicó devotamente a escribir el libro.

Sí, así fue. La biografía tomó un tiempo considerable en escribirla. He escrito aproximadamente de unos 11 a 12 libros especializados en técnicas de aikido. Este debe ser el duodécimo libro que he escrito. De entre los libros que he escrito, el primero, el cual escribí aproximadamente hace 20 años llamado Aikido y esta biografía, son los únicos libros que me han tomado tanto tiempo.

Por qué es tan importante para aquellos que aspiran aprender aikido el estudio de la biografía de O-Sensei, o diciéndolo de otra manera, el camino que el fundador recorrió?

Yo pienso que es algo bueno estudiar aikido, o tomar la decisión de estudiarlo y continuar practicándolo, así sea, si encontraste algo maravilloso en el aikido o porque lo consideraste que encajó en tus necesidades. Pienso que es apropiado y necesario entrenar manteniendo claro en la mente los orígenes del aikido. Sin embargo, hoy en día encuentras personas que salen huyendo del arte después de haber probado solamente un poco de éste. Estos no tienen idea de que se trata el aikido. Si las personas solamente piensan que el aikido es simplemente el movimiento de brazos y piernas y, luego, sus movimientos empiezan a transformarse en una forma que es totalmente diferente al aikido original, esto podría ser lamentable. Esto podría herir al aikido. Por esa razón, es importante darse cuenta del arduo trabajo que realizó Morihei Ueshiba en el desarrollo de su arte. El aspecto físico del aikido por supuesto que es importante. Sin embargo, lo primordial no es solamente el movimiento de tus brazos y piernas. Se trata de un aspecto de tu espíritu, algo del corazón. Si este entrenamiento espiritual no es expresado en los movimientos de tu cuerpo, entonces no se podrá desarrollar el verdadero arte. Es errado pensar que estás haciendo aikido solamente por el simple hecho de que puedes proyectar o inmovilizar a tu oponente o porque te consideras una persona fuerte. Por ejemplo, en judo y en karate existen personas muy fuertes; en sumo también las hay; en aikido hay personas que son fuertes. Sin embargo, el verdadero aiki no se refiere a el poseer un cuerpo fuerte, tampoco se refiere a tener fuerza muscular. En realidad se refiere a la unificación de la mente y el cuerpo. Si el espíritu que permanece en calma, no importa el problema que haya, no importan las circunstancias, y este espíritu no se cultiva apropiadamente, entonces esta persona no podrá ser considerada fuerte. Así que, si practicamos entendiendo cómo O-Sensei creó el camino del aikido, entendiendo desde qué punto de vista de la humanidad él vivió, luego de esta manera no se malinterpretará el verdadero aikido. Por eso es que deseo que las personas lean activamente biografías como esta.

Deseo mencionar especialmente algo más. Hay muchas personas que idiolizan a Morihei Ueshiba como un “todopoderoso” o como un kami (un ser divino). Pienso que es algo bueno sólo si esto inspira que haya un arduo entrenamiento. Más sin embargo, él fue un ser viviente, no puede ser definido como un todopoderoso. Yo pienso que lo más importante en aikido se refiere a cultivar tu propia individualidad, o mejor dicho, a cultivar mejores características individuales a través de tu propio entrenamiento en aiki y, teniendo un entendimiento de los esfuerzos realizados por el fundador en la creación del camino aiki.

En el primer capítulo de su biografía Ud. también mencionó el hecho de que es peligroso el referirse a O-Sensei con un kami y que sus técnicas sean divinas.

Bueno, hasta cierto límite, sus técnicas fueron “técnicas divinas”. Fue verdaderamente increíble. En Japón, hablando en forma general, es una creencia que el kami reside en todo lo que existe. El Shinto japonés no es monoteístico. Así que en ese sentido, naturalmente O-Sensei es un kami en las artes marciales un aiki kami. Eso está bien, esa es una forma de verlo. Pero pienso que es muy delicado referirse a alguien como un “todopoderoso”. Esto podría llevarse hasta el extremo como pasó durante “La Gran Guerra del Este de Asia (Segunda Guerra Mundial), cuando Japón se proclamó a sí misma como una “nación divina”. Lo que es importante no es ese tipo de actitud, más bien es el darse cuenta de la verdadera naturaleza del aikido manteniendo en mente el gran esfuerzo que realizó el fundador, Morihei Ueshiba, para forjar su camino y de que manera él nos dejó el camino despejado.

CONTINUARA

(Transcrito por Kei Fukushima, traducido (japonés a inglés) por Stanley A. Pranin y por Midori Yamamoto.)