Aikido Journal Home » Interviews » Entrevista con Morihiro Saito Aiki News Japan

Entrevista con Morihiro Saito

por Stanley Pranin

Aiki News #88 (Summer 1991)

Traducido por roberto vidales ibarra (México Aikido)

Guardián del Santuario del Aikido, Morihiro Saito comenzó a estudiar con Morihei Ueshiba en Iwama (Japón) en 1946, a la edad de 18 años. Durante su periodo como uchideshi (discípulo interno), el maestro Saito aprendió técnicas con jo y con espada directamente del fundador del aikido. En esta entrevista, conducida en marzo de 1991, el maestro Saito nos platica acerca de sus experiencias con O-Sensei, sus primeros días en el Aikikai, su propio dojo y sus métodos de entrenamiento.

El maestro Morihiro Saito en 1991.

Editor: No muchos de nuestros lectores saben que usted enseñó, como shihan, en el Aikikai de Tokio (Japón) durante una larga temporada. ¿Nos podría platicar algunos de sus recuerdos de dicho periodo?

Morihiro Saito: Enseñé en el Aikikai una vez a la semana, excepto por un tiempo en 1961 cuando el maestro Ueshiba fue a Hawaii con Nobuyoshi Tamura. Estábamos cortos de personal en Tokio, así que enseñé dos veces por semana durante su ausencia. Fuera de esto, principalmente enseñé los domingos.

Durante sus clases dominicales, enseñó usted técnicas con espada y jo después de la práctica de taijutsu (a manos libres), ¿no es así?

Sí, con la aprobación de O-Sensei, enseñé técnicas con armas durante los últimos 15 minutos de la práctica.

¿Estaba terminado el actual sanjuichi-jo (jo kata o forma con bastón de 31 movimientos) antes del fallecimiento de O-Sensei?

Si, para cuando la aprendí, la kata ya estaba completa, pero cuando el maestro Koichi Tohei —quien actualmente encabeza el Shinshin Toitsu Aikido— vino a practicar en Iwama, aún no había sido perfeccionada. Lo que él aprendió fue diferente de lo que yo aprendí, probablemente debido a que el modo de instruir de O-Sensei aún no estaba plenamente desarrollado. Cuando yo aprendí de O-Sensei sus enseñanzas poseían todas las técnicas con armas, incluyendo el kumi tachi. En alguna época sucedió que no había nadie en Iwama excepto yo, así que entrené con O-Sensei por mí mismo. Su enseñanza gradualmente se volvió más elaborada.

El fundador Morihei Ueshiba con Morihiro Saito, en 1955

¿Enseñó usted kumi jo en Tokio?

No propiamente, excepto a algunas personas en sitios extraños como los techos de los edificios. Solía enseñar el jo como una forma de 27 o 28 movimientos, pero terminé con la forma de 31 movimientos al encontrar que esto resultaba más fácil de comprender por los estudiantes. Así como mi aikido ha sido llamado “el estilo Iwama”, el nombre de “sanjuichi-jo” que le di a esta kata ha permanecido.

¿Qué es lo que deben hacer los aikidokas de otras partes del mundo si desean ir a Iwama a practicar?

Deben conseguir una carta de presentación con alguna persona. Luego deben quedarse al menos por 10 días. Si no provienen de un dojo directamente afiliado con nosotros, les será difícil aprender cosa alguna en una visita de una semana, y dichas personas podrían irse del dojo sin haber comprendido cosa alguna y hablando mal de nosotros. Para mis propios estudiantes una semana es suficiente, pero para una persona de otra escuela es necesaria una estancia mínima de 10 días. Cualquier periodo más corto podría resultar contra-productivo.

Tomemos el caso de los estudiantes universitarios japoneses que vienen a Iwama para entrenar durante las vacaciones de verano. Sus caderas no han sido entrenadas apropiadamente en lo absoluto, así que debo corregir su movimiento de cadera cada mañana durante el entrenamiento con armas. Ellos finalmente comienzan a usar sus caderas correctamente alrededor de una semana antes de que partan, justo cuando yo estoy a punto de darme por vencido. Les toma tres semanas poder captar este punto básico. Aún en diez días no es fácil, pero aquellos que vienen a Iwama del extranjero son magníficas personas y entrenan duro.

¿En qué invierten el tiempo los uchideshi en Iwama?

Los terrenos del dojo son muy extensos y no pueden ser limpiados de una sola vez. Cuando se levantan por la mañana, primero limpian sus propios cuartos, luego el área de práctica y después barren con cuidado el frente del santuario. El pasto debe ser podado durante el verano, así que a veces me ayudan con la podadora de motor. Me resultaría imposible mantener todo el lugar limpio por mí mismo, así que naturalmente los estudiantes colaboran. El resultado de sus esfuerzos es que el santuario siempre se mantiene limpio. Sin este trabajo sus vidas serían más cómodas, pero todos son personas pacientes y agradables, y no hemos tenido objeciones.

¿Todavía enseña usted técnicas con armas todas las mañanas?

Sí, lo hago. Los estudiantes también realizan práctica libre. Hay suficiente espacio en el nuevo dojo, así que son libres de practicar kata. Es un placer para mí que los estudiantes del extranjero disfruten de su práctica en el nuevo dojo, pero aún mantenemos el dojo original como el principal, y entrenamos ahí de preferencia, siempre que nos es posible.

Interior del nuevo dojo de Iwama

Los campamentos de entrenamiento (gasshuku) han sido realizados en el dojo de Iwama durante muchos años, ¿no es así?

Los hemos tenido desde la época de O-Sensei. Él siempre estuvo complacido cuando escuchábamos que se realizaría un campamento de entrenamiento. Para prepararnos para estos campamentos solíamos confeccionar nuestros propios futon (colchones). Cada noche, después de la práctica, cosíamos cubiertas de futon y las rellenábamos de algodón.

¡Me sorprende escuchar que ustedes tenían que realizar cosas semejantes! ¿Cuántas escuelas participan en sus actuales campamentos de entrenamiento?

Tenemos a la Universidad Hirosaki, de la Prefectura de Aomori y la Universidad Femenina de Tohoku, ambas del norte de Japón; la Universidad de Tokushima en Shikoku y otras como la Universidad de la Prefectura de Osaka, la Universidad de Iwate, la Universidad de Tohoku, la Universidad de Tohoku Gakuin, la Universidad de Educación de la Prefectura de Miyagi, la Universidad de Kanagawa y la Universidad Nihon. Dado que vienen al mismo tiempo, en marzo, es difícil acomodarlas a todas.

¿Son combinados estos campamentos de entrenamiento?

Sí, cuando los clubes están con el mismo shihan. Por ejemplo, cuando la Universidad Médica de Aichi realiza un campamento de entrenamiento, la Universidad de Kanagawa también participa.

Santuario Aiki en Iwama, 1988

Viajó usted por vez primera al extranjero, para dar instrucción, en 1974, y desde entonces ha viajado casi cada año, ¿quizá más que cualquier otro shihan?

Hay muchas invitaciones que no puedo rechazar, aunque sólo visito dojos que operan mis propios alumnos. Pero en estos días trato de permanecer aquí lo más posible debido al número de estudiantes que aquí tenemos y por el bien de quienes visitan Iwama para estudiar.

Desde un punto de vista histórico, pienso que el aikido evolucionó de situaciones en las que los samurái no podían hacer uso de su espada. Algunos críticos dicen que el aikido no funcionaría contra sistemas de pelea modernos, como el karate. ¿Qué opina usted?

El aikido incluye tanto dori (técnicas para apoderarse de la espada corta), tachi dori (técnicas para apoderarse de la espada) y jo dori (técnicas para apoderarse del bastón). Durante esas técnicas, si tú permites que el filo de un arma llegue a tocar tu cuerpo podrías morir, mientras que un puñetazo o una patada no te matarán excepto que golpeen en algún punto vital. La espada sólo necesita hacer un ligero contacto para herir seriamente o matar; aún así, practicamos cómo defendernos contra la espada con nuestras manos vacías. Si siempre tenemos esto en mente, será un entrenamiento valioso.

¿Considera usted que el aikido sin atemi puede ser efectivo contra un ataque fuerte?

El aikido incluye al atemi, aunque, por supuesto, el entrenamiento no es igual que la realidad, así que no aplicamos atemi por completo en el dojo. En el taijutsu, el atemi es un elemento vital que enfatizamos en nuestro dojo.

He tenido la experiencia de ver que, en la actualidad, el atemi no es enseñado en muchos dojos, pero en sus películas vemos que O-Sensei con frecuencia empleaba atemi.

El aikido es enseñado ahora de maneras muy diferentes, y es bueno aprender de distintos maestros. No debemos prohibir a los estudiantes ir con otros maestros. Hay algunos shihan que hacen de esto un escándalo, pero creo que están en un error.

En el aikido el atemi es empleado contra el ataque con un arma, así pues, ¿cree usted que es deseable para un aikidoka aprender cómo hacer frente a las patadas de karate, ahora que los ataques de este tipo son empleados a menudo?

Sí, creo que deberían aprenderse. No es algo que se deba evitar. Existen muchas técnicas básicas que nos permiten enfrentar al karate, como el tsuki y el yokomen uchi.

Un grupo establecido por uno de mis estudiantes realiza un tipo de defensa contra los ataques del karate, y es muy interesante. Un hombre con 4º dan —tanto en aikido como en judo— esquiva los ataques de karate y avanza para proyectar o controlar a su atacante en una espléndida demostración de técnicas de aikido. También recomendaría una práctica abundante en técnicas como yokomen uchi y tachi dori.

El editor Stanley Pranin entrevistando a Saito Sensei, en 1991

Pone usted un fuerte énfasis en las armas y basa sus enseñanzas en los principios de la espada. ¿Qué opina usted de la actual situación del aikido en otras partes?

No conozco otro aikido que no sea el de O-Sensei. Recibí enseñanza de O-Sensei desde los 18 y hasta los 41 años, y le serví del mismo modo que lo hace un discípulo interno, así que no conozco ningún otro maestro. Muchos shihan crean nuevas técnicas y creo que esto es algo maravilloso, pero después de analizarlas todavía estoy convencido que nadie puede superar a O-Sensei. Creo que es mejor seguir la forma que nos dejó.

En estos tiempos la gente se inclina a tomar su propio camino pero, mientras yo siga involucrado, voy a continuar ejecutando las técnicas y formas que O-Sensei nos dejó.

Mencionó usted que los estudiantes fallan al no mover la cadera lo suficiente. ¿Podría comentar con más detalle la importancia de la cadera en la práctica?

El fundador decía que la clave para un efectivo trabajo de cadera residía en las piernas, y que el trabajo del cerebro dependía de los brazos. Esto significa que la cadera no puede estar estable a menos que las piernas se encuentren firmes. Esta es la razón por la cual insisto a mis estudiantes que mantengan el pie de atrás en línea con el pie de adelante cuando se está en la posición hanmi. Es incorrecto mover el pie de atrás fuera de esa línea. Aunque puede ser aceptable adoptar una posición hanmi con el pie de atrás cerca del pie de adelante, creo que una posición hanmi en la que las piernas estén firmes resulta mejor.

Cuando giras rápido hacia atrás manteniendo en línea tu pie de adelante, podrás ser capaz de recobrar tu postura hanmi. Pero si tus pies no se encuentran alineados, no serás capaz de adoptar la posición hanmi de manera suave después de girar 180 grados, sin corregir la posición del pie de atrás. Perderás control y el movimiento se frenará. Últimamente he puesto gran énfasis en la postura hanmi, aún cuando quizá no sea muy bueno concentrarse demasiado en esto. Siempre que detecto movimientos torpes en los estudiantes me encuentro que sus piernas están mal colocadas.

(The full article is available for subscribers.)

Subscription Required

To read this article in its entirety please login below or if you are not a subscriber click here to subscribe.

Username:
Password:
Remember my login information.